sábado, 20 de abril de 2013

¿Por qué me gusta tanto la música?

Porque soy sordo. Lo sé, es paradójico. Pero la explicación es simple: por el hecho de ser sordo, me cuesta entender a la gente cuando habla. La música no hay que entenderla, hay que sentirla. Y sentir no me cuesta.
Por eso me gusta tanto la música, porque me recuerda que no todo es cuestión de entender.


lunes, 8 de abril de 2013

Pretenselensión


La luna me mira
con su obesidad mórbida
Me haces llorar,
zorra asquerosa,
un asteroide revolucionario
y tú estallando en mil pedazos,
fundiéndote con las estrellas,
sería bonito,
te empeñas en afear
cualquier cosa
con tu belleza natural,
lo natural no tiene por qué ser verdad,
te odio,
estoy dentro de ti cada vez que te miro,
no puedo evitarlo,
el asteroide tú misma
y cada uno de tus pedazos,
reventando tú sola,
flotando en la hierba del cosmos,
en bosques galácticos,
en un mar de plasma,
todo inalcanzable
y aquí delante,
sería perfecto
en cierto modo.